Conversaciones con Alex Rovira: un futuro más amable

Y llegamos al tercer y último capítulo de nuestras conversaciones con Álex Rovira. En esta ocasión es Coralie Marty, directora de Marketing de Esker Ibérica, quien comparte espacio y pantalla con el escritor y conferenciante. En las dos anteriores entregas habíamos abordado el proceso de transformación que estamos afrontando y lo que dimos en llamar el humanismo tecnológico. Ahora hablamos de las empresas y su papel como dinamizadoras del cambio. Y en concreto, de su poder de transformación social.

Durante décadas, hemos visto a las empresas como las grandes impulsoras del progreso económico. Pero tal avance empieza a no concebirse si no va ligado al progreso social. Es entonces cuando Coralie y Alex se formulan las preguntas de partida, que guiarán el devenir de su conversación: ¿qué cambios debemos esperar en la relación de las empresas con la sociedad? Y si entendemos la necesidad de volver a lo esencial, como quedó de manifiesto en el primer capítulo, ¿qué valores han de trasladar esas empresas y cómo se manifiestan en la forma de trabajar, de entender la tecnología y de relacionarnos con el entorno?

Coinciden ambos en que el factor humano es cada vez más valorado, y en el caso de las empresas, esa valoración se traslada hacia los empleados y hacia los clientes. Pero la base para crear relaciones duraderas con ambos es la confianza. Sin ella no hay relaciones humanas, no hay vínculo con las personas ni hay retención del talento. Si hablamos de crecimiento sostenible, hemos de asociarlo al largo plazo, a la construcción de relaciones sólidas en el tiempo, y siempre, recuerda Coralie, cuidando mucho nuestro impacto en la sociedad y en el medio ambiente. El futuro que está detrás del cambio nos va a imponer una forma más amable de proceder. En el caso de las empresas, amable con las personas, con la sociedad y con el entorno.

Llevado al terreno de una empresa tecnológica como Esker, esa amabilidad se traduce en el acompañamiento y en la vocación de ayudar, que tiene que salir de dentro, de forma natural, porque si no, no funciona. Los clientes necesitan saberse acompañados para sacar partido a la tecnología que incorporan. Que, en el caso de la digitalización, la vean no como una amenaza sino realmente como una ayuda para trabajar mejor y liberar tiempo. Que los administrativos y todo el personal que está en las salas de máquinas de las empresas vean que pueden hacer su vida, y a la vez, que su trabajo sea no sólo más eficiente, sino más visible y mejor reconocido.

No os vamos a contar más. A lo largo de la conversación, saldrán a colación otros valores, como la sostenibilidad, el compromiso con el cambio, el valor compartido o el impacto social positivo. Y dos ideas para no olvidar: no podemos trabajar sin pasión, sin entusiasmo, en definitiva, sin alegría, porque es la que nos da el compromiso; y necesitamos hacer las cosas para que duren en el tiempo. Pero, como dice de otra manera la canción, las respuestas están en el vídeo.

Hasta aquí las Conversaciones con Alex Rovira, en las que hemos hecho un recorrido por diferentes aspectos del mundo en cambio en el que estamos inmersos y por los valores y las herramientas que nos van a ayudar a salir más fuertes. Han sido diálogos a corazón abierto, que han puesto de manifiesto, por encima de todo, una idea principal: las personas deben estar siempre en el centro de los cambios que vamos a ver.

Podéis ver el vídeo de este tercer capítulo, aquí.

Conversaciones con Alex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *